Análisis de la Reforma Laboral 2012

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Después de leer la reforma laboral, y a la espera de los cambios que se puedan introducir en el trámite parlamentario, desde HRLab queremos hacer nuestra valoración sobre los aspectos más positivos y más negativos de esta llamada “madre de todas las reformas”.

Además del cuadro resumen que podéis ver en la imagen, podemos avanzar que esta reforma laboral es intensa ya que aborda de forma sustancial un articulado extenso en bastantes jurisprudencia.

Aspectos positivos

Consideramos que, como aspectos positivos, incluyen modificaciones en la supresión de la autorización administrativa en los despidos colectivos y en la equiparación del despido con nuestro entorno europeo. Además pone en marcha bonificaciones para autónomos y pymes para la contratación de jóvenes y mayores de 45.

Un punto importante es que intenta dotar a las empresas de una mayor flexibilidad para la gestión de sus plantillas y de su situación particular, permite el descuelgue de convenios y ataca la ultraactividad de los convenios. También mejora la regulación del absentismo, cuya norma anterior generaba situaciones poco “aceptables”. Otro cambio a resaltar es la eliminación de categorías profesionales, dando prevalencia a la clasificación profesional mediante grupos profesionales, los cuales englobaran las tareas, funciones, especialidades profesionales o responsabilidades asignadas al trabajador.

Con respecto a la conciliación, avanza la fórmula del teletrabajo (aunque habrá que ver su reglamentación) y se amplía el derecho a la lactancia tanto a hombres como a  mujeres.

Por último, y a la espera de su regulación, introduce la formación como un derecho del trabajador y como obligación para las empresas.

Aspectos negativos

Primero abordaremos lo relacionado con la contratación: es totalmente necesario simplificar el número de contratos (41 tipos) que, recordemos, es una promesa programa electoral. Otro aspecto a considerar hubiera sido el contrato único con indemnización por despido creciente que hubiera acabado con la dualidad (temporales e indefinidos) de nuestro mercado laboral (hay profesionales que hablan que vamos hacia una triada: trabajadores indefinidos, trabajadores públicos y desempleados). Además el contrato a tiempo parcial es el gran olvidado de la reforma. Everything about nails and manicure products Nails Trends

En lo referente a cotizaciones, España ocupa el primer lugar del ranking en Europa como el país donde más caro resulta contratar (sobrecoste del 35% en seguros sociales). Aunque hubiera sido de forma temporal, un abaratamiento de la contratación, habría facilitado a las empresas  incorporar a personas sin tantas deducciones, subvenciones, etc. que, primero, son un auténtico berenjenal y, segundo, si estoy en situación de pérdidas, no pago el impuesto de sociedades, y así no hay deducción que valga.

Para cerrar los aspectos de mejora, no hubiera estado mal una bajada real de las subvenciones a sindicatos y empresarios.

Además, vemos importantes riesgos a tener en cuenta:

  • Incremento de desempleo a corto plazo: con la situación del país son muchas las empresas que presentan cuentas negativas o pocos ingresos. Si las empresas no contemplan las opciones de flexibilidad, puede acabar en unos meses de destrucción masiva de empleo. Más desempleo en nuestra economía puede hacer peligrar la sostenibilidad del sistema, la financiación del estado y el consumo privado, además de una alta conflictividad social.
  • Incremento de carga de trabajo de los juzgados: sistemas complejos y con una excesiva regulación y letra pequeña; por ejemplo, el artículo 83 contempla cuatro instancias de apelación a comisiones paritarias de convenio.
  • ETTs como intermediadoras: aspecto que está poco desarrollado y del que no sabemos cómo se piensa realizar. Muchas dudas al respecto, ya que las ETT cobran por sus servicios.
  • Incremento de fraude: horas extras en los contratos a tiempo parcial… abre una peligrosa puerta.

 

En definitiva, una reforma con aspectos positivos (aunque ojo con la letra pequeña) pero que se queda “light” para lo que necesitamos en nuestra situación actual. Una reforma con riesgos importantes en la que parece que se ha abordado la necesidad de abaratar el despido y no de abaratar la contratación.

Análisis de la Reforma Laboral 2012

Top 20