Cortoplacismo

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Vivimos en un mundo adicto a la novedad y muy orientado a resultados a corto plazo, desde los programas de televisión que se caen a las pocas semanas por las bajas audiencias, la comida rápida, los resultados de las operaciones estéticas, y, por supuesto, los resultados de las empresas. Todo está contagiado de celeridad y, sin duda, una causa de esta crisis en la que nos está tocando navegar, ha sido la necesidad de resultados rápidos a toda costa, independientemente de si a medio y a largo plazo no eran los más adecuados y sostenibles. Incidienco en esta idea, Florence Noiville, periodista francesa que ha escrito Soy economista, os pido disculpas (Deusto), declaraba en una reciente entrevista que las famosas escuelas de negocio moldean a los alumnos en la cultura del beneficio al más corto plazo posible y, se entiende, que esa formación impacta en la forma de gestión de los diferentes negocios, departamentos o empresas.

Pero, ¿que ocurre en RRHH? ¿Estamos contagiados de esta filosofia de gestión? Me atreveria a decir que sí, a veces porque nos lo imponen y otras, por la necesidad de ser considerados como parte estratégica del negocio, nos los imponemos nosotros mismos.  Lo curioso es que nuestra área es donde los resultados tardan más en aparecer. Las personas implican tiempo, un cambio de valores culturales implica tiempo, la adaptacion de un nuevo profesional implica tiempo, el desarrollo de habilidades implica tiempo, etc. Y esto se enfrenta a la (im)paciencia del cliente interno… por ejemplo, del director que quiere incrementar los resultados de sus equipos o mejorar el clima de su organización en dos meses. Todo sobre patinetes electricos, revies, marcas y modelos, los mejores, trucos, regulacion y leyes Todo sobre patinetes electricos

Pero, ¿cómo estar en ambas orillas? Ser muy consistentes a la hora de transmitir nuestros mensajes, hablar de los beneficios esperados y los plazos que queremos manejar y, además, establecer objetivos a corto plazo y medio plazo ligados a los objetivos finales, haciendo especial hincapíe en cómo medimos esos pequeños avances (muy importante ya que todavía hay mucho que avanzar en medición en nuestro campo) y, por supuesto, teniendo la suficiente resilencia para afrontar los reveses en el camino.

Y vosotros ¿qué pensais?, ¿qué acciones podemos emprender para manejar esta filosofía de gestión?

Me quedo con un lema, que resuena en mi cabeza, desde hace meses…me lo he apropiado para nuestra función: “A buen ritmo, porque vamos lejos”.

Cortoplacismo

Top 20