DECÁLOGO DEL BUEN “DESCONECTADOR”

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Durante estos días, en cualquier oficina se respira un ambiente diferente. La gente sonríe más de lo habitual; tenemos más ganas de acompañar a los fumadores a la calle; los cafés se prolongan al igual que las tertulias de pasillo; y en todas esas conversaciones se hace una misma pregunta, la pregunta estrella: “Y tú, ¿cuándo te vas de vacaciones?”. Las respuestas son todas muy parecidas: “Me voy mañana”; “Dentro de 15 días”; “En una semana”…

Y todas estas frases van acompañadas de una comunicación no verbal eminentemente positiva; sonrisas, suspiros,

miradas al vacío, bueno más bien son miradas dirigidas a ese preciso instante en el que apagamos el ordenador para no volver a encenderlo hasta dentro de unos días.

Desde el punto de vista de una persona que está a menos de 1 mes de irse de vacaciones, me permito lanzarte 10 consejos para que consigas desconectar completamente durante vuestro periplo vacacional. Ahí van:

  1. En tu último día de trabajo antes de irte de vacaciones, no te olvides de dejar en tu correo los típicos mensajes de respuesta automática que recibirán todos los que te manden e-mails durante tus días de relax; si, esos mensajes que dicen: “Estoy de vacaciones y no volveré hasta el día X”. Ya sé que hay muchas compañías que están en contra de este tipo de mensajes; y digo yo, ¿no creéis que es de buena educación decirle al cliente, compañeros, jefes, proveedores, etc… que no contestarás hasta el día X?
  2. Deja todos los asuntos que puedas cerrados y los que no puedas, DELÉGALOS; es un ejercicio muy sano y necesario.
  3. Y por fin llega el momento en el que apagas el ordenador (no te olvides de ponerle el candado de seguridad, doy por hecho que lo vas a dejar en la oficina ¿verdad?). Dejas tu sitio ordenado, hay que dar buena imagen, coges el ascensor y llegas a la calle; ha llegado el momento de apagar el móvil de empresa ¿ah que no sabías que ese aparatito se podía apagar? Eso sí, por si acaso apunta el número PIN para volver a encenderlo a la vuelta.
  4. Genial, hemos llegado al punto 4 y te anuncio que oficialmente estas de VACACIONES!! Lo que tienes que hacer ahora es no pensar en otra cosa.
  5. Quítate el reloj y dale una vuelta a la rutina. Si habitualmente desayunas en la cocina, prueba a hacerlo en el salón o por qué no en la cama y dedícale mucho más tiempo.
  6. Previamente has escogido un destino vacacional (playa, montaña, pueblo, tu propia casa…) Disfrútalo a tope y por favor, si en tu destino hay una sede de tu compañía no hagas la visita de rigor. Este es un consejo que me dio una persona que trabaja en unos grandes almacenes muy conocidos y que le resulta muy complicado encontrar una ciudad que no tenga una de sus sedes; esta persona adoptó la norma de esperar a su mujer en el coche cuando notenía más remedio.
  7. En el caso de que te encuentres a algún compañero, jefe, cliente, etc…en tu lugar de vacaciones, salúdalo cortesmente pero nunca quedes a comer con él a menos de que sea un buen “desconectador” y tengas la certeza de que no vais hablar de trabajo.
  8. Aprovecha tu lugar de destino. Come mucho, ve más despacio, saborea los aromas nuevos, contempla los nuevos paisajes, échate grandes siestas; es el momento de recuperar las horas de sueño perdidas a lo largo del año, ¿no crees?
  9. Vuelve a la infancia, vive el momento y disfruta de todo aquello que no eres capaz de vivir el resto del año. Piensa que tienespor delante el mejor VERANO!
  10. Y, por favor, durante la última semana o días no hagas CUENTA ATRÁS!

No pienses que te voy a dar consejos para afrontar el primer día de trabajo después de vacaciones. Eso forma parte de otro capítulo, que psicológicamente no estoy preparada para afrontar. Ya veremos si después de mis vacaciones me lanzo a escribir el decálogo del buen “conectador”. Todo sobre plantas: cuidados, tipos, trucos Todo sobre plantas

Un adelanto, ¿cómo comprobaremos si hemos desconectado en nuestras vacaciones? Eso ya lo sabes; llegas a la oficina, enciendes el ordenador y HORROR!! Te has olvidado de la contraseña.

Os deseo “buena desconexión”.

DECÁLOGO DEL BUEN “DESCONECTADOR”

Top 20