Este verano practica las 5 H’s

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Leyendo hace unos días un artículo sobre Rafa Nadal, no me he podido resistir a sacar algunos rasgos de su perfil que me han parecido muy interesantes (supongo que por deformación profesional) y que me gustaría compartir en este post con todos vosotros.

¿De dónde saca Rafa Nadal la fuerza mental necesaria para lograr mantener la cabeza en su sitio y superarse a sí mismo en situaciones adversas? ¿Es algo innato o se puede entrenar y desarrollar? De su trayectoria deportiva se puede extraer, de manera muy resumida, que practica las 5 H´s a rajatabla:

HONESTIDAD: empezando consigo mismo.

HUMILDAD: es la antítesis de la arrogancia.

HUMANIDAD: tiene fama de tratar bien a la gente.

HÁBITOS: construidos sobre una sólida base (ilusión por las cosas bien hechas y por mejorar).

HUMOR (sentido del): obviamente no ante las cámaras, pero según su Jefe de Prensa, lo tiene.

En cualquier entrevista repite con insistencia que la fuerza se la da la sensación de haber hecho todo lo que estaba en su mano por ganar y que eso le da tranquilidad personal. Además, ello hace que mantenga la cabeza en su sitio y que controle los nervios, por eso “se calienta” muy pocas veces en la pista. Y añade que la fuerza mental se entrena, “es cuestión de costumbre”. Así de simple, así de sencillo.

Está claro que en la élite del deporte, dónde todos los jugadores son técnicamente muy buenos, hay algo que marca la diferencia (normalmente algo intangible, difícil de medir). Según Rafa “lo que te hace ganar es querer ganar y hacer todo lo que es necesario para ello: trabajar cuando no te apetece, aguantar en los momentos complicados…”.

“¿Y a mí para que me sirve todo esto, si además no me gusta el tenis?”. El verano suele ser un buen momento para poner en orden nuestras ideas, hacer balance y sacar conclusiones (profesionales y personales). Y de Rafa Nadal podemos extrapolar muchas cosas al ámbito profesional.

Si echamos la vista atrás, seguro que cualquiera de nosotros acumulamos infinidad de cursos, títulos universitarios, varios masters, idiomas y quien más quien menos, unos cuantos años de ejercicio profesional. Por eso, a las puertas del verano, y utilizando como ejemplo el perfil de Rafa Nadal, he escogido una competencia que quizás, a priori, suene extraña o desconocida, pero que no se enseña ni en la Universidad ni en los cursos, ni en el desempeño del ejercicio profesional, y que marca, en el caso de Rafa Nadal, la diferencia: APRENDER A NEGOCIAR CON NOSOTROS MISMOS. Estoy convencido de que Rafa Nadal y cualquier deportista de élite, y en general cualquier profesional, necesitamos resolver constantemente nuestros conflictos internos (esa lucha interior entre la voz del bien y del mal, entre lo que debemos y queremos hacer). El conflicto, nos guste o no, es parte de nuestras vidas, y los internos son, en muchas ocasiones, los más complicados de vencer (inhiben nuestras acciones y paralizan nuestras decisiones). Free Games for Mac, Free Games for ipad and Free Games for Iphone, without in app purchases or something like that Free Browser Games

Probablemente nada lastra tanto nuestro desarrollo profesional y personal como no afrontar con decisión nuestros conflictos internos. Cuanta energía desperdiciamos a lo largo de los años debatiéndonos entre estas dos disyuntivas, entre lo que debemos y queremos hacer, impidiendo que alcancemos nuestros objetivos, sueños y metas. Abordar nuestras divergencias internas nos puede ayudar a mejorar nuestro equilibrio emocional.

Posiblemente muchos de vosotros habréis vivido a lo largo de vuestro ejercicio profesional las consecuencias de este conflicto (yo en muchas ocasiones). No es de extrañar que en estos tiempos en los que vivimos la confusión y el miedo, el bloqueo y la ansiedad se hayan instalado en nuestra vida cotidiana, manifestándose incluso en dolencias muy diversas: jaquecas, dolor de estómago, molestias de espalda, depresiones, etc.

El verano es un buen momento para cargar las pilas e intentar “alimentar” los aspectos más positivos de nuestra personalidad. Las consecuencias positivas son difíciles de cuantificar, pero tengo muy claro que los conflictos internos no resueltos se vislumbran claramente en el exterior: en nuestro desempeño diario, en una entrevista de trabajo, en las relaciones familiares, de amistad y de pareja, a la hora de hacer realidad nuestros proyectos, etc.

¿Por qué no utilizar las 5 H´s de Rafa Nadal y aprender a negociar con nosotros mismos? A él no le ha ido nada mal a juzgar por sus resultados. Es algo que tal vez podríamos aprovechar para entrenar este verano…

Este verano practica las 5 H’s

Top 20