La guerra de guerrillas en las organizaciones

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

En Wikipedia se define la Guerra de Guerrillas como “táctica militar de conflictos armados consistente en hostigar al enemigo en su propio terreno con destacamentos irregulares y mediante ataques rápidos y sorpresivos (…). Se utiliza con frecuencia en situaciones de guerra asimétrica (…) y su efecto puede ser devastador para desmoralizar al oponente y agotar sus fuerzas (…), obedece al patrón de una guerra de desgaste.”[]

En ocasiones se recurre a esta metáfora militar para diseñar estrategias de Marketing y Ventas (por ejemplo en entornos financieros para captar pasivo), incluso se recomienda para afrontar ciertas situaciones desesperadas o de recursos limitados, pero a menudo también se utiliza, en general, para referirse a métodos o prácticas poco ortodoxas.

No obstante, ¿no le suena a más de uno como una práctica utilizada en ocasiones también, de manera interna, en el Área de RR.HH y que puede definir la gestión realizada por ésta?

Si su organización practica una gestión caracterizada por ser irregular (carente de Dirección y errática), generadora de conflictos (poco clara y transparente ), rápida y sorpresiva (improvisa con frecuencia), que hostiga (presiona para conseguir los objetivos), desmoraliza, agota y desgasta al personal (lo desorienta y lo quema), carente de recursos (ni forma ni premia el desempeño) y asimétrica (desigual y poco equitativa), no le dé más vueltas: su empresa no gestiona, practica la Guerra de Guerrillas.

Y si desde el punto de vista práctico, además, ve cómo la productividad de su empresa es inversamente proporcional a la tasa de absentismo, entonces el problema alcanza dimensiones alarmantes, fiel reflejo del deterioro que, muy probablemente, sufre ésta (por cierto, ¿sabe cuánto le cuestan al año las horas de ausencia de su personal? ¿y el absentismo presencial?). Si lo que quiere para su empresa es esto, opte por esta novedosa – o quizá no tanto – técnica de gestión, fácil, barata, cómoda e incluso con buenos resultados a corto plazo. Eso sí, a medio y largo plazo no espere empleados comprometidos ni motivados, ni cumplimiento de plazos, ni resultados de calidad, ni identificación con los valores de la empresa. Tampoco espere que aflore el potencial, ni que permanezcan los mejores, ni que la comunicación y el Trabajo en Equipo fluyan cual manantial de aguas cristalinas.

Pero como todo es culpa de la crisis y de los mercados, que están “hechos unos zorros” y todas las empresas están igual, es lo que toca. Y no conviene quejarse, que en “Pepito S.A.” están peor (incluso llevan 2 meses sin cobrar…).

Y me pregunto, ¿se trata de una práctica de gestión que responde realmente al reflejo de los mercados actuales, o se trata más bien de un reflejo del Estilo de Dirección y Liderazgo (en ocasiones de escasa calidad)?

La Guerra de Guerrillas en las organizaciones no es una práctica generalizada, ni mucho menos característica ni exclusiva del Área de Marketing y Ventas, pero algo de todo esto se percibe, por desgracia, en algunos Departamentos de RR.HH de empresas españolas. Lo que habría que preguntarse, pero eso lo dejo para la reflexión de cada uno, es a qué responde realmente, y si se practica de manera consciente o inconsciente (todo puede ser).

Un consejo, si percibe algo de todo esto en su empresa, intente mantenerse fuera de su punto de mira y no se convierta en parte de ella, a no ser que quiera probar tácticas o estrategias de gestión innovadora o distinta. Eso sí, que luego nadie se lleve las manos a la cabeza cuando aparezcan las primeras consecuencias, ni nos preguntemos qué hemos hecho para merecer esto, quizás ya sea demasiado tarde. Los experimentos, y más cuando se trata de algo tan serio y delicado como la Gestión de Personas (el “pilar básico de toda organización” son sus empleados, no lo olvidemos),  mejor con gaseosa, y a ser posible en casa de cada cual…

La guerra de guerrillas en las organizaciones

Top 20