Ponga un (buen) profesional de Recursos Humanos en su vida (o en su empresa)

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Esta es la historia (casi) real de un emprendedor que, cansado de aguantar jefes de “perfil bajo”, un buen día decidió crear su propia empresa.

Maduró largamente su idea de negocio, elaboró toda clase de planes, consiguió financiación, lidió con la Administración gestionando burocracia de todo tipo, logró desarrollar una sólida cartera de clientes y proveedores, y después de muchos meses de duro esfuerzo, por fin comenzó a recoger los frutos.

Como veía que las cosas le iban bien, se dio cuenta de que necesitaba incorporar más “gente” a su empresa y comenzó a plantearse otro tipo de cuestiones: “¿Cómo las selecciono? ¿Qué perfil necesito? ¿Cómo consigo atraer a los mejores? ¿Qué fuentes de reclutamiento son las más efectivas? ¿Qué, cómo y cuánto ofrezco? ¿Qué convenio, categoría y contrato conviene aplicar? ¿Cómo integro a la “gente” en mi proyecto empresarial? ¿Qué condiciones debe reunir mi empresa para hacerla atractiva y que la “gente” se sienta a gusto y motivada trabajando en ella? ¿Cómo garantizo la confidencialidad de los datos de carácter personal? Y no menos importante, ¿Cuánto me va a costar? (las nóminas van a salir de mi bolsillo…)”. Al día siguiente encontró en Internet estos datos relativos a costes salariales:

Fuente: elaboración propia a partir de datos del INE e INSS

Después de darle muchas vueltas a éstos y otros temas, sus expectativas de contratación se vieron reducidas a la mitad. Curiosamente, tenía controlado incluso el coste de la arandela más sencilla de todos sus productos, pero no se imaginaba que la contratación e incorporación de cada trabajador le iba a costar tanto tiempo y dinero.

Abrumado por estas cuestiones, el protagonista de la historia decidió llamar a un buen amigo suyo para que le diera algunas orientaciones básicas acerca de cómo manejarse en este lío, consciente de la complejidad del Área de RR.HH, así como de la importancia que para su negocio tenía una buena gestión de ésta. letras de cacniones famosos y recientes Letras de canciones

Quisiera aprovechar esta historia (casi) real para lanzar una serie de reflexiones:

• ¿Por qué todavía muchos empresarios siguen sin ver la importancia estratégica de RR.HH?

• A la luz de estos datos, ¿a alguien le extraña que los empresarios (sobre todo los pequeños) no contraten y que además los trabajadores se quejen de ser “mileuristas”? Fijaos que a una empresa le “cuesta” cada trabajador más de un 60% de lo que a éste le llega al bolsillo.

• ¿Cómo es posible que países con una retribución media anual casi el doble que la española (véase Alemania, + 40.000 € brutos año) y siendo el salario en España un 59 % inferior a la media de la UE (22.500 € frente a 35.000 €) consigan ser el doble de competitivos que nosotros? ¿Cómo es posible que las empresas alemanas sean capaces de producir más con menos teniendo tales salarios? ¿Es quizás debido a que son capaces de potenciar sus capacidades internas gracias a altas inversiones en personal, I+D y una mejora continua de los sistemas y procedimientos de gestión? ¿Y a que el mercado laboral alemán es menos rígido que el español y sus costes laborales menores (véase el dato de Seg. Social Empresa)?

• ¿Qué consejos le daríais a este emprendedor para que desde el principio realice una adecuada gestión de su “gente”? ¿Qué es lo primero que haríais como Directores de RR.HH? ¿Implantar alguna herramientas de gestión potente (como un Cuadro de Mando Integral de RR.HH) podría ser buena idea? (por cierto, muy recomendable a este respecto el manual desarrollado por FUNDIPE).

La moraleja de esta historia (casi) real podría ser: “ponga un (buen) profesional de RR.HH en su vida (o en su empresa), no se arrepentirá”. Quizás así otro gallo cantaría…

Ponga un (buen) profesional de Recursos Humanos en su vida (o en su empresa)

Top 20